Tag Archives: cambio de sexo

Tenemos fecha

Tenemos cita para empezar con la testosterona.

El dos de septiembre será la fecha del primer pinchazo.

¿Por qué ha tardado tanto? Quizás el  miedo  al  qué  dirán,  a  la   reacción de sus clientes (trabaja de cara al público) y, sobre todo, a la reacción de su madre.

Así que el día dos de septiembre le pediremos a su madre que nos acompañe al hospital. La psicóloga quiere hablar con ella en persona para explicarle la situación. A. se negó a hablar con ella y a mi no me parece adecuado ser yo siempre la que negocia los problemas intrafamiliares. Aparte de que, si todo va bien, estaré ya embarazada.

Tener una fecha lo vuelve más real e incentiva los miedos y las esperanzas al mismo tiempo.

El dos de septiembre será un nuevo aniversario para recordar. Casi un año después de habernos casado empezará el trabajo externo para convertir su cuerpo en la fiel imagen de su identidad masculina. Como si el cuerpo siempre fuera la imagen fiel de la identidad.

Estoy más tranquila sabiendo la fecha, quizás porque me gusta planificar las cosas y saber lo que me espera. O por lo menos tener la ilusión de que sé lo que me espera.

Porque sí, tenemos fecha. Los dos. No solo él. Para mí esa fecha es igual de importante porque impacta en mi vida como lo hace en la suya. Ya nos han dicho que tendrá más energía, más ganas de ir al gimnasio, más libido y el ego algo más subido.

En consecuencia yo conviviré con una persona que, de repente, no sabrá qué hacer con tanta energía. Doy por descontado que nada seguirá siendo igual.

De hecho, siento mucha curiosidad por ver esos cambios, cómo nos afectarán tanto a él como a mí, a nuestras relaciones sociales y a la gente que lo sabe pero que no se lo cree…

Advertisements

¿Trans… qué?

A. dice que es trans. Trans y punto. El otro día le pregunté si se veía como transexual o transgénero. No sabía la diferencia.

Me quedé atónita. ¿Cómo puede ser que una persona trans no sepa si es transgénero o transexual? ¿O que diga que es lo mismo? ¿O quizás esa sorpresa es fruto de mi manía de querer etiquetarlo todo?

Le pregunto:
—Si la sociedad aceptara que eres hombre, a pesar de tus pechos, ¿te los extirparías?
—No.
—Y si pudieras cambiar el sexo en tu documento de identidad, ¿tomarías testorerona?
—Quizás.

Sé que le da miedo pasar por quirófano, así que no me atrevo a decir si el deseo de evitar la operación es parte de la aceptación de sus pechos (no le gusta que los toque ni en la cama) o si le supera el miedo al hospital y a las posteriores cicatrices.

Me vi a mí misma intentado encasillar a mi pareja. ¿Qué más da si es transexual o transgénero? ¿Por qué debería ser importante para mi? Le apoyaré sea cual sea la decisión que tome. A fin de cuentas es una distinción política y aunque sea transgénero y no odie su propio cuerpo, para poder vivir como hombre en esta sociedad, a día de hoy, tiene que pasar por el tratamiento hormonal y la cirugía. Sin importar si le molestan sus pechos o no.

Bajo esta premisa entiendo el artículo que se publicó en Pikara Magazin: ¿Cuántas personas transgénero se someten a una cirugía (y a todos los riegos que conlleva) que en el fondo  no  les  resulta  relevante porque su problema no es su cuerpo sino la percepción ajena?

¿O es una distinción artificial? No sé hasta qué punto estoy entrando en una discusión teórica que nada tiene que ver con mi realidad o hasta  qué  punto  esta  discusión es  necesaria para  construir  mi realidad y entenderla.