¿Tu crees que estamos bien?

Esta frase puntúa bastante parecido a “Cariño, tenemos que hablar.” en el ranking de peores inicios de conversación. Lo sabíamos los dos. Y aún así, A. escogió esta frase.

¿Tu crees que estamos bien?

Obviamente quién pregunta esto no lo cree. Una sensación mutua de confusión.

No, no estamos bien. ¡Ojo! No estamos mal tampoco, pero bien bien no estamos.

A los 2,5 años de casados se ha acabado la llama. O si no se ha acabado está muy escondida.

Quizás hemos hecho demasiadas cosas en demasiado poco tiempo: la boda, el cambio de sexo, los hijos.

Hace meses que no follamos. Nos tratamos con cariño, pero yo trato a mis amigos con cariño.

Qué es la diferencia entre una amistad y un amor?

Para mi siempe ha sido el sexo. Quiero ser amiga, no solo pareja. Fue aquí que nos equivocamos.

Confiando que la media naranja sepa leer nuestros pensamientos dejamos de hablar, de compartir, de ser cómplices en lo que era nuestro amor.

Hasta que nos convertimos en compañeros de piso que se llevan bien, y que tienen vidas completamente independientes, unidos por la tarea en común de criar nuestros hijos.

Opciones

  1. Terapia de pareja
  2. Seguir viviendo juntos, siendo padres, y tener nuestra vida individual. Vamos, seguir como ahora, pero “oficialmente” (para nosotros).
  3. Divorciarnos y cada uno va por su lado.

Si no tuvieramos hijos, hubiera sido el número tres. Aunque probablemente no estuvieramos ni casados.

La terapía en este momento nos da pereza. Imagino porque no estamos del todo mal. Solo no estamos bien. No sufrimos, simplemente no gozamos.

Así que hemos pasado de marido y mujer a ser madre y padre que se llevan bien. Vivimos juntos, sin obligaciones el uno con el otro más allá que lo que nos une por los hijos. Eso incluye que cada uno está libre de buscarse otros compañeros de viaje, como satélites.

De repente hemos pasado de lleno al mundo de las relaciones poliamorosas.

Porque sigo queriéndo a A. Me llama cari, le digo churro. Nos despedimos con un beso antes de que cada uno vaya a su cama. Y me ayuda a rellenar mi perfíl en OKCupid.

Me he convertido de su mujer en su amiga, y de repente hablamos de nuevo.

¿Crees que estamos bien? No lo sé, pero desde luego ahora estamos mejor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s