Un libro recomendado: Queerly beloved

Acabo de terminar de leer un libro que me ha impactado mucho.  Por el momento solo está disponible en inglés. Lo recomiendo mucho, aunque tengas que aprender inglés para ello.

Queerly beloved. A love story across genders
(“Amor queer. Una historia de amor más allá del género”) de Diane Anderson-Minshall y Jacob Anderson-Minshall.

Leí el libro en apenas dos días (¿o fueron noches?) y ya ha conquistado su lugar entre mis libros favoritos. Me encantó su estilo, sobre todo la forma tan abierta y honesta de tratar el sensible tema del transexualismo (no sé si eso es una palabra) y la relación estable. El libro es una brisa de aire fresco entre los miles de estudios que te intentan demostrar que las relaciones trans no tienen futuro. Diane y Jacob demuestran que, aunque no evalues todo de la misma manera, sí que puedes llegar a un punto de entendimiento común que no invalida ninguna experiencia sino que fortifica la experiencia en común.

El libro es la autobiografía de sus dos autores. Diana y Jacob están juntos desde hace más de veinte años. Empezaron como pareja gay (Diane y Suzy). Despues de quince años de relación, Suzy le dice a su mujer que se reconoce como hombre y que está pensando en hacer la transición. Mientras, Diane es una activista lesbiana muy reconocida en la comunidad gay, tanto por su trabajo personal como por su desempeño profesional, ya que trabaja en una de las publicaciones lesbianas más importantes del país. La decisión de Suzy puede tener por tanto un impacto determinante, no solo en su vida privada, sino también en su vida profesional. Una activista gay con una pareja hetero no tiene el mismo impacto que una pareja gay “modelo”.

Aún así, Diane y Jacob lo consiguen. Son un ejemplo inspirador de que sí se puede, de que solo porque el hecho de que tu pareja cambie de género tú no tienes que cambiar de orientación sexual, de que puedes ser lesbiana, bi, queer o lo que te salga de los óvarios sin que esto impida o invalide el cambio de sexo de tu pareja.

El libro ha sido un trabajo en equipo. En cada capítulo ambos protagonistas explican su punto de vista de lo que pasó. Primero leerás la versión de Suzy o Jacob —en función de si fue antes o después de la transición)—, seguido por lo que vivió Diane. Es un formato excelente para ver las diferencias en su experiencia sin tener que decidirse por una “verdad única”.

Me ha dado mucho que pensar, mucha esperanza, mucha energía positiva. Y me ha parecido un ejemplo a seguir.

Advertisements